basura tecnológica

Soluciones a la basura tecnológica en Madrid

Con el avance del actual mundo, los precios de los dispositivos tecnológicos bajan y con ello, suma un aumento de residuos. Se estima que hay cerca de un millón de toneladas anuales de esta basura en España, aproximadamente unos 2.5 kilos por habitante al año. Esto hace que se encuentre entre los países de Europa que más cantidad de residuos tecnológicos genera.

Es actualmente una preocupación, ya que hay mucha acumulación de estos sobrantes en el planeta. Obviamente, si un país está más actualizado, necesitará gran abundancia técnica y, por tanto, mayor cochambre genera. Por este motivo, debemos encontrar una solución lo antes posible aprovechando sus elementos, ahorrando dinero y permitiendo proteger el ambiente.

El problema que existe es la gran rapidez con la que el mercado se renueva. Tan rápida es la obsolescencia de la tecnología que apenas duran los aparatos un año, con lo que es necesario el reciclaje de basura tecnológica. Con este proceso se pueden volver a recuperar minerales y materiales escasos, con la consiguiente reducción del deterioro medioambiental que ocasiona la degradación de estos residuos y el daño que se genera con su extracción.

Consejos para reciclar basura tecnológica

Podríamos citar algunas soluciones a este problema, como es la creación de un servicio para reciclar ordenadores viejos en Madrid, ofreciendo recogida de basura tecnológica a domicilio. Se podría aumentar la cantidad de puntos limpios de reciclaje o premiar con vales descuento o dinero.

La gran mayoría de residuos tienen cierto volumen, como CPUs, televisores o electrodomésticos, por lo que para algunas personas puede suponer un impedimento para llevarlo a reutilizar. Se tendría que concienciar el consumo responsable en el ámbito tecnológico y el buen mantenimiento, priorizando la recuperación y uso del aparato, apurando su utilidad.

Hay que hacer a los niños partícipes en la enseñanza de este beneficio y cómo funciona. Enseñar a vender o donar los aparatos electrónicos que funcionen a empresas o personas, para alargar su segunda vida útil.

El reciclaje de estos materiales tiene un doble impacto beneficioso, ya que permite recuperar materiales que son difíciles de extraer, además de escasos, y se evita la contaminación. Hay mucha gente que desconoce que toda tienda tecnológica con una superficie de más de 400 metros, por obligación, tiene que recoger basura obsoleta de menos de 25 centímetros.

Debemos promover la reducción de sustancias peligrosas y cancerígenas que se usan en ciertos productos electrónicos, así como el impacto de la contaminación de este tipo de basura. Estos restos tienen una implicación directa en la contaminación debido al tipo de materiales que poseen, como el plomo, cromo, cadmio, mercurio, bromo, retardantes de flama bromados o PVC.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *