¿Quieres aprender a dibujar?

Si quieres, puedes

En algún momento de nuestras vidas cualquiera de nosotros ha tenido el impulso de desarrollar la parte más creativa de su personalidad. La pintura, una de las ramas artísticas que más público atrae, es también, sin ningún género de dudas, una de las más difíciles de aprender. Tengas o no la posibilidad de apuntarte a las increíbles clases de pintura en Madrid con Lucía Espinós, vamos a explicarte algunos pequeños trucos y consejos para aprender y mejorar con tu pincel.

Todo el mundo puede

Al margen del propio talento natural, la pintura es una disciplina que con trabajo y entrega puede llegar a aprenderse hasta unos niveles más que aceptables. Como en cualquier otro trabajo artístico, cualquier pintor novel siempre tendrá dudas en cuanto a la calidad de su trabajo. No te marques objetivos demasiado ambiciosos y no te obsesiones. La evolución se basa en el ensayo y error. Tómatelo con calma.

El lugar

Debemos tener en cuenta la ventilación y la iluminación. Debido al uso de productos muy potentes y por nuestra salud, el lugar debe estar bien ventilado. En cuanto a la luz, su elección será fundamental en el resultado final. La luz natural (lo recomendable) no debe darnos de manera directa ni desde atrás, evitando así reflejos o sombras que alteren su imagen final. Si en cambio pintamos con luz artificial, la elección deben ser bombillas de luz blanca.

Y ha de ser un sitio tranquilo, donde no recibas interrupciones a menudo.

Aprende sobre tus materiales

Conocer el uso, las propiedades de tus materiales y las precauciones necesarias con ellos te hará cometer menos errores y obtener mejores resultados. Invierte tiempo en estudiar qué estás usando y tomarás pocas decisiones equivocadas.

Pincel, paleta, espátulas… escoge lo adecuado

Con una gran variedad de formas y tamaños, escoger pincel es algo complejo. Dependiendo del uso, técnica, destreza o trazos, los tipos varían en tamaño, forma y tipo de pelo. Para una persona que comienza, los más usados serán los planos y redondos. Además de forma y tamaño, la presión que apliquemos también definirá el trazo.

Las espátulas (de metal o plástico) sirven para mezclar colores, para limpiar la paleta o eliminar restos de pintura en un cuadro que tenemos que rectificar. Hay conjuntos muy básicos, ideales para comenzar. En cuanto a la paleta, escoge la clásica con forma de riñón con agujero para el pulgar. Son baratas y te vendrán de maravilla para empezar.

En función de la obra a realizar, podrás conseguir consejos en tu tienda especializada sobre elementos como el caballete o los lienzos.

Otro asunto de relevancia es el de los colores. Te aconsejamos que no te vuelvas loco: una buena cantidad de blanco (el más usado), junto al negro y los colores primarios son los primordiales. Ya irás añadiendo más poco a poco.

Otros elementos necesarios serán carboncillos para los bocetos, trementina y aceite de linaza.

Pintar, como cualquier disciplina, requiere esfuerzo, tiempo y dedicación. Nadie nace enseñado y, con la formación adecuada, en talleres de pintura puedes llegar a sacar al mundo a ese artista interior que todos llevamos dentro. Así que…¡manos al pincel!

The following two tabs change content below.

tareasdeeducacion

Blog para todos los Jóvenes que quieren emprender en todos los sectores. Consejos y trucos para alcanzar tus objetivos. Tenemos los mejores cursos online para el aprendizaje de muchas materias.

Latest posts by tareasdeeducacion (see all)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *