Dormitorios para niños

Consejos para educar a los niños a ser ordenados

Como bien sabes, el orden externo es clave para el bienestar familiar en casa. Por esta razón, aprende a delegar tareas específicas en tu hijo para que colabore con las responsabilidades domésticas de forma acorde a su edad. ¿Cómo puedes lograr este objetivo pedagógico?

9 consejos para enseñar a tu hijo a ser ordenado

1. Elabora un calendario de tareas familiares en donde especifiques qué debe hacer cada miembro. De este modo, este calendario se convierte en un elemento de colaboración común. Este calendario debe ser especialmente visual, utiliza una cartulina de color y rotuladores llamativos ya que estos tonos producen un efecto vitamina en el estado de ánimo infantil.

2. Cajoneras para guardar los juguetes. Esta fórmula de almacenamiento es práctica, cómoda y sencilla para que el niño pueda guardar por sí mismo los juguetes en el lugar correspondiente. Los dormitorios juveniles e infantiles deben ser prácticos, con muebles auxiliares.

3. Adapta el espacio a la altura del niño, al menos, en el dormitorio. De este modo, fomentas la autonomía del niño al personalizar su lugar de descanso y lugar de juegos con estanterías colocadas a una altura cómoda para él.

4. Educa con el ejemplo ya que más allá del valor de las palabras, tu actitud es una fuente de inspiración constante para tu hijo. Pero, además, intenta mostrar entusiasmo en estas tareas domésticas para que el niño deje de observar este proceso como aburrido.

5. Busca estímulos externos, por ejemplo, puedes poner música de fondo a modo de acompañamiento ya que las canciones producen emociones. Ten paciencia con tu hijo. Ten presente que su gestión del tiempo es diferente a tus expectativas como adulto. Utiliza el elogio y el refuerzo positivo para premiarle.

6. Es importante que tengas un criterio claro para organizar el dormitorio infantil con el fin de que el niño sepa en qué lugar va casa cosa, por ejemplo, juguetes, libros, material escolar, ropa… Cada objeto debe tener su espacio funcional.

7. Como adulto, es posible que estés acostumbrado a un lenguaje general que puede llegar a ser ambiguo para el niño. Por ejemplo, si quieres que tu hijo ordene su cuarto, concreta tu indicación de forma clara y sencilla a través de una estructura de sujeto, verbo y predicado. Por ejemplo, puedes decirle: “Coloca estos libros en esta estantería”.

8. Trabaja en equipo, de este modo, tu hijo experimenta la motivación de colaborar con una meta común. Por ejemplo, en el momento de la comida, el niño puede colaborar en algún detalle específico de la preparación de la mesa.

9. No hagas las tareas de tu hijo porque cedes en tu autoridad. Tu criterio debe ser firme, incluso aunque tenga un día en el que se muestra perezoso. Esto es normal, la autoridad también se alimenta de la firmeza.

El orden aporta felicidad familiar

El orden en casa mejora la calidad de vida en la convivencia puesto que muchas discusiones se producen por este tema. Por tanto, implica a tu hijo en este objetivo
familiar.

The following two tabs change content below.

tareasdeeducacion

Blog para todos los Jóvenes que quieren emprender en todos los sectores. Consejos y trucos para alcanzar tus objetivos. Tenemos los mejores cursos online para el aprendizaje de muchas materias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *